Día del Olimpismo Gallego 2017

Miércoles, 01 Julio 2015 11:23

Juegos de la XXV Olimpiada, Barcelona 1992

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Juegos de la XXV Olimpiada, Barcelona 1992

Barcelona 1992Conrado Durántez, Presidente de la Academia Olímpica Española, realiza en esta serie de artículos un recorrido por las Olimpiadas de la Era Moderna desde la restauración del Movimiento Olímpico por Pierre de Coubertin en 1894 hasta nuestros días. En este capítulo nos quedamos en Barcelona, a quien se adjudicó la celebración de los Juegos de la XXV Olimpiada de la Era Moderna.

FacebookTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksNewsvineLinkedinPinterest

Barcelona acudió al certamen olímpico para sede de los Juegos de la XXV Olimpiada, en puja final con otras cinco finalistas, las ciuda­des de París, Ámsterdam, Belgrado, Birmingham y Brisbane. El aval de su récord histórico de vocación olímpica al haber solicitado los Juegos en cinco ocasiones (1924, 1936, 1940 y 1972 con Madrid) la fecha emblemática del 92 como aniversario de la gesta española del des­cubrimiento de América cumpliendo su quin­to siglo, y el prestigio histórico y tradición cul­tural de los dos países ibéricos, que abriendo ignotos caminos marinos circunvalaron el glo­bo, dando al universo su mapa definitivo, y pese a lo cual ninguno de ellos había organizado Juegos Olímpicos, fue todo ello factor decisivo para que en la votación habida el 17 de octubre de 1986 en el Palacio lausanés de Beaulieu se adjudicase el patronazgo a la ciudad española por amplio margen.

Un minucioso plan de trabajo se trazó desde entonces, llevado a cabo con calculadores pla­nes y tenaz decisión, así como generosas inver­siones dinerarias. A través del plan ADO (Asociación de Deportes Olímpicos) se cul­tivó al máximo el nivel deportivo de los atletas de elite, capacitándolos para una digna actuación deportiva. En otro sentido, el voluntariado olímpico batió un record mundial, al sobrepasarse el numero de 100.000 inscritos a escasas fechas de la adjudicación de Sede.

Medallas Barcelona 1992

Medallas de los Juegos de la XXV Olimpiada - Barcelona 1992

El 25 de julio en el histórico estadio de Montjuic tiene lugar la fastuosa Ceremonia Inaugural, presidida por SS.MM. los Reyes de España. Con un record participativo de 172 países, el abigarrado graderío, ocupado por 65.000 espectadores, se fundió en jubilosa fies­ta. Los mitos mediterráneos e hispánicos estuvieron presentes en el magno espectáculo y Goya, Dalí, Miro o Cervantes fueron evocados junto con las leyendas de Heracles y la fabulación del agua y el fuego. En otro sentido, lo mágico y esotérico estuvo atemperado en real y magistral interpretación artística por las voces de cantantes españoles de fama mundial y Montserrat Caballé, Placido Domingo, José Carreras y Teresa Berganza entre otros, entusiasmaron con su actuación. La calurosa acogida que se dispensó a los equipos participantes en el desfile adquirió tono álgido cuando el numeroso conjunto de España entro en la pista, presidido por la elevada y marcial figura del príncipe Felipe, concursante en vela, que actuó de abanderado portando el sombrero blanco calado hasta los ojos y una feliz y entrañable sonrisa de oreja a oreja. En el ritual esencialmente olímpico, dos acertadas innovaciones. La gigantesca bandera olímpica que cubrió a todos los equipos participantes formados en el centro del Estadio, y el certero flechazo incendiario con el que el arquero Antonio Rebollo alumbro la llama del gran pebetero.

Pebetero Barcelona 1992

Pebetero Barcelona 1992

En la confrontación deportiva, destacó Carl Lewis, que ganará una vez más en salto de longitud y el relevo de 4 x 100 con record mun­dial. El diminuto y hercúleo levantador turco Naim Suleymanoglu que revalidaría su triunfo de Seul, en la categoria de 60 kgs y el equipo la NBA, el famoso dream team que vendrá a recoger en baloncesto una medalla de oro ya de antemano adjudicada. No obstante, la gran figura deportiva ha de ser el gimnasta ruso Vitali Chtcherbo, integrante del Equipo Unificado, con medalla de Oro en concurso general e individual por equipos, barras paralelas, salto de caballo y anillas y plata en caballo con arcos.

Dream Team

Dream Team (USA) - Baloncesto

Fermin Cacho

El equipo español cuajo una actuación de descollante éxito, hasta el punto que en los primeros días de competición se habían conseguido ya más medallas de oro que en toda la historia. El caluroso y emulativo apoyo de los espectadores, el soporte cálido y solemne dado por SS.MM. los Reyes con presencia constante en las zonas de competición y sobre todo la rigurosa preparación deportiva llevada a cabo sin regatear esfuerzos, fueron claves del éxito. Consiguieron medallas de oro Daniel Plaza y Fermín Cacho en atletismo, en las pruebas de 20 kms marcha y 1.500 metros lisos. José Manuel Moreno en ciclismo en el kilometro contra reloj. Miriam Blasco y Almudena Muñoz en judo en las categorías de peso ligero y semi-ligero.  Martín López-Zubero en natación en 200 me­tros espalda y en vela José María Van Der Ploeg en Finn, Luis Doreste y Domingo Manrique en Flying Dutchmann, Teresa Zabell y Patricia Guerra en 470 femenino y Jordi Calafat y Fran­cisco Sánchez en masculino, así como oro también el equipo de futbol masculino y el de hockey femeni­no. Las medallas de plata fueron para Antonio Peñalver en decatlón, para Faustino Reyes en Boxeo, Carolina Pascual en gimnasia rítmica, Jordi Arrese en tenis individual, Conchita Martinez y Arantxa Sánchez en tenis dobles, Natalia Via Dufresne en vela y el equipo de waterpolo masculino. Consiguieron medalla de bronce, Javier García Chico en salto con pértiga y Arantxa Sánchez en tenis individual femenino.

Arantxa Sancrez Vicario Conchita Martinez

Arantxa Sancrez Vicario y Conchita Martinez (ESP)

{youtube}CQXByhqA3YA{/youtube}

{youtube}nFhsxC1p6W0{/youtube}

Merecen ser destacados también, por su resonante trayectoria deportiva, el diminuto hércules turco Nain Suleymanoglu que vence en halterofilia en la categoría de 60 kgs, a los cubanos Sotomayor y Félix Savon, campeones en salto de altura y boxeo en la categoría de pesos pesados respectivamente; al británico Lindford Christie que ganó la prueba reina de los 100 metros lisos en atletismo, así como el yanqui Carl Lewis que triunfa en longitud y al gimnasta bielorruso Vitaly Chtcherbo que en gimnasia se adjudica las modalidades de anillas, caballo y paralelas.

Futbol Barcelona 92

Equipo masculino de fútbol (ESP)

Los Juegos de Barcelona'92 se cerraron con un éxito deportivo, sociológico, cultural, económico y político y fueron unánimemente evaluados, y así confirmados por el presidente Samaranch, como los mejores de la historia.

Mascota Barcelona 1992

Cobi - Mascota de los Juegos de la XXV Olimpiada - Barcelona 1992

En la misma antesala del comienzo de los Juegos, el COI entregó por primera vez la Medalla de Oro de las Artes1 restableciendo así una vieja tradición de íntima unión del deporte y la cultura dentro del ámbito olímpico, tradición que Pierre de Coubertin logró introducir en los Juegos de Estocolmo en 19122, y que abría de finalizar tras una azarosa asistencia en los Juegos de Londres de 19483. El premiado en esta ocasión, fue el pintor suizo Hans Erni, nacido en Lucerna en 1909 y con una deslumbrante trayectoria de creación artística. Autor del famoso mural Olimpia Miro y Realidad que enriquece la sala de Sesiones del Comité Ejecutivo del C.O.I., Erni ha sabido plasmar con genial maestría, toda la belleza y vitalidad de los variados lances deportivos, oficializando en sendos lienzos, las especialidades agonísticas integradoras del calendario olímpico y las que hoy día, en reproducción cartelística, están distribuidas en todo el mundo4.

Antorcha Barcelona 1992La búsqueda de la paz y la Concordia a través del olimpismo, con el establecimiento de una Tregua para el paréntesis cronológico de celebración de los juegos, al igual que la que regia en el mundo antiguo, se inicia en Barcelona. Dos años antes, el mosaico racial y cultural integrado en la nación yugoslava entró en conmoción, desatándose una guerra fratricida despiadada y cruel, con demenciales objetivos de “limpieza étnica”, en la que son torturadas y exterminadas dolientes masas de población humilde e indefensa5.

El mundo asiste aterrado a un holocausto sañudo y fratricida del que se van teniendo fragmentarias noticias, que hacen presumir la vergüenza de un horror histórico para la Humanidad, sin que en la contienda bárbara y despiadada tomen parte mitigadora eficaz, ningún organismo internacional. Algunos críticos veraces razonaban que en Yugoslavia no había petróleo...

El COI se decide a actuar como prudente y objetivo mediador en el agudo conflicto, haciendo uso de su único poder, la fuerza moral que le da la Carta Olímpica y durante la 99ª Sesión desarrollada en Barcelona, en el discurso inaugural del Presidente Samaranch, hay palabras de recuerdo para la ciudad olímpica y mártir de Sarajevo, sede de los Juegos de 1984, víctima de la feroz contienda, recordando la importancia que para el Movimiento Olímpico tiene el que la guerra no impida a los atletas su participación en los Juegos6.

El 21 de julio de 1992 desde Barcelona, el Comité Olímpico Internacional emite un llamamiento a favor de la Tregua Olímpica por el que, considerando su misión de contribuir a la paz mundial, haciendo valer la restauración en los tiempos modernos de la ekekheiria griega, hace un llamamiento a todos los Estados (Jefes de Estado, gobernantes o Asambleas) así como a todos los organismo nacionales e internacionales, para que la Tregua Olímpica sea observada por un período que abarque los Juegos, así como los siete días precedentes y posteriores, durante el cual, debe cesar todo tipo de conflictos armados y en el que se intensificarán todos los esfuerzos colectivos e individuales, para resolver los enfrentamientos por la vía de la concordia y la negociación7.

Como consecuencia de una entrevista mantenida al respecto por el Presidente Samaranch, con el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Boutros-Ghali, en Nueva York, el 9 de febrero de 1993, este recibió el documento de la Tregua Olímpica apoyado por los miembros del COI,  los Presidentes y Secretarios Generales de la ASOIF, la AIWF y el ACNO, así como por los representantes de ciento ochenta y cuatro Comités Olímpicos Nacionales, habiéndose dirigido el Presidente del COI en solicitud mundial a esta cooperación, a todos los Jefes de Estado y de Gobierno, así como a los Ministerios de Asuntos exteriores y de la Juventud del mundo entero.

La respuesta positiva del Secretario General de la ONU no se hizo esperar y como punto 167 del Orden del Día de la 48ª Sesión habida en Nueva York el 25 de octubre de 1993, se aprueba por unanimidad el acatamiento a la Tregua Olímpica, declarando además el año 1994, como año del Deporte y del Ideal Olímpico.

XVII Juegos de Invierno Lillehammer 1994

Sin embargo, tan buenos augurios no habrán de tener por el momento el esperado éxito y cuando en febrero de 1994, tiene lugar la cita de los XVII Juegos Olímpicos de Invierno en Lillehammer, y pese a que la convocatoria de Paz se había realizado desde Lausana el día 24 de enero del mismo año, por el presidente de la Asamblea General de la ONU Samuel Esanally, el día 5 de febrero tuvo lugar un inesperado bombardeo del mercado de Sarajevo que masacró víctimas inocentes.

Las banderas olímpicas ondearon a media asta en señal de duelo en Lillehammer en la antesala del comienzo de la 112ª Sesión del COI, desde la cual, el Presidente Samaranch lanzo una patético llamamiento por la paz.

Javier Sotomayor

Javier Sotomayor (CUB)

Una vuelta de tuerca más en la lucha del COI contra la plaga de la droga, tiene lugar en Lausana el 21 de junio de 1993, fecha en la que de común acuerdo, la Comisión Ejecutiva del COI y el Consejo Ejecutivo de la ASOIF, fijan las bases para una actuación común y ordenada contra el dopaje. El acuerdo en cuestión, estructurado en ocho puntos, aborda y reglamenta extremos diversos de singular importancia como son entre otros: la fijación de la lista de sustancias prohibidas, la obligación de los atletas de someterse a análisis fuera de la competición y sin previo aviso y la imposici6n de sanciones con un tope mínimo de dos años8.

La agilización de las causas que se puedan instruir por cuestiones del ámbito deportivo, lleva igualmente a los dirigentes del COl, Federaciones y CON’s, a la firma de un acuerdo en París, en el mes de junio de 1994, como consecuencia del cual se crea el Consejo Internacional de Arbitraje de Temas Deportivos (CIAS), destinado a supervisar la actuación del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD). La entidad con sede en Lausana y financiada por los organismos firmantes se integra por veinte miembros, en grupos de cuatro, respectivamente nombrados por el COl, Federaciones de Verano e Invierno, por el ACNO y por los atletas, más cuatro miembros más independientes y que conocerán, de los procesos de la naturaleza dicha, condicionados por la cláusula previa de sumisión9.

En julio de 1994, se cumplió el Centenario de la Revista Olímpica cuyo número 1 apareció bajo el titulo de Boletín del Comité Internacional de los Juegos Olímpicos. Siguiendo los avatares del moderno olimpismo, la Revista Olímpica, fue editada sucesivamente en Paris, Atenas, Basilea, Berlín y Lausana, en donde después de su desaparición pública en 1944, reapareció en 1946, bajo el formato de un pequeño boletín impulsado por Otto Mayer. A partir de 1971, el COI se hizo cargo directo de la edición bajo el titulo actual de Revista Olímpica, realizando tiradas de diez mil ejemplares de cada número, en los idiomas francés, inglés y español. De singular y extraordinario valor informativo, la Revista Olímpica, es una pieza clave en la investigación y conocimiento de la historia del olimpismo moderno10.

También el olimpismo restaurado cumple en la fecha un siglo de existencia, organizando en París el Congreso del Centenario intencionadamente titulado por Samaranch como “El Congreso de la Unidad”, habida cuenta de la necesaria e imprescindible unión de los tres estamentos que integran el trípode sobre los cuales descansa el edifico olímpico, Comité Olímpico Internacional, Comités Olímpicos Nacionales y Federaciones Internacionales. Los trabajos del Congreso, dividido en cuatro importantes bloques temáticos, (aplicación del movimiento olímpico a la sociedad moderna, el atleta contemporáneo, el deporte y su contexto social y el deporte y los medios de comunicación), se centraron fundamentalmente en realizar un análisis minucioso y detenido de los avatares e implicaciones sociológicas del moderno olimpismo11.

La Academia Olímpica Internacional también experimenta en el periodo un importante y decisivo desarrollo en sus instalaciones, al inaugurarse el 20 de julio el nuevo Centro de Congresos con capacidad para quinientas personas y dotado de los más sofisticados y adelantados medios de comunicación. Igualmente son inauguradas una nueva y espaciosa Biblioteca y Sala de Lectura con los últimos adelantos técnicos en archivo y documentación12.

La preocupación del movimiento olímpico por la conservación y protección del medio ambiente tiene su primera manifestación oficial con la convocatoria de la Primera Conferencia Mundial sobre Deporte y Medio Ambiente desarrollado en Lausana entre los días 12 al 15 de julio de 1993, y organizado por el COI y el Programa de las Naciones Unidas para el Deporte y el Medio Ambiente.

Ciento veinte representantes de los gobiernos de la estructura de las Naciones Unidas, del mundo académico, de la familia olímpica y de organizaciones no gubernamentales de los cinco continentes, debatieron durante los cuatro días, la grave y urgente problemática sobre la conservación y protección del medio ambiente, considerando de trascendental importancia convencer de la misma a los gobiernos en general y a toda la sociedad, ya que si en definitiva el olimpismo, a través del deporte, busca el canon humano del ser equilibrado y perfecto, imposible es conseguir ese objetivo, en un ambiente agresivo, chirriante y deteriorado13.

El 7 de diciembre de 1995 tiene lugar la 50ª Asamblea General de la ONU, en la que por primera vez, interviene un presidente del COI. Samaranch en su alocución, hizo un nuevo alegato a favor de la Tregua Olímpica y de la Paz, y que es aprobado por ciento sesenta y un países representados entre los que curiosamente no se encontraban Holanda, Alemania, Dinamarca y sobre todo, y muy significante, Gran Bretaña14. Tan elocuente ausencia es interpretada por un comentarista de la época como soterrada rabieta ante la progresiva pérdida de protagonismo y jerarquía en la dirigencia deportiva mundial olímpica, cuya realidad histórica, había vaticinado Coubertin con su proverbial clarividencia setenta y un años atrás15.

XVI Juegos de Invierno Albertville 1992

El 17 de octubre de 1986, el COl en su 91ª Sesión en Lausana, eligió a la localidad de Albertville como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1992 por 51 votos frente a los 25 obtenidos por la segunda candidata, Sofía, Albertville ganó la puja en donde concurrían además las candidaturas de Falun, Lillehammer, Anchorage, Cortina d’Ampezzo y Berghtesgaden. Jean-Claude Killy, ex triple campeón olímpico de esquí alpino, desempeñó el cargo de Vicepresidente del Comité de la Candidatura. Albertville, capital de la alta Saboya en el corazón de los Alpes nórdicos, contaba con la cuarta parte de la totalidad de instalaciones para deportes de invierno en Francia, siendo los de Albertville en realidad los Juegos de Saboya, al desarrollarse además de en esta localidad en Les Arcs, Couchevel, les Ménuires, Méribel, La Plagne, Prologan, Les Saisies, Tignes y Val d'lsere.

En la competici6n, el italiano Alberto Tomba consuma la proeza histórica de revalidar su título de campeón olímpico en el slalom gigante, mientras que la norteamericana Bonnie Blair consigue doble medalla de oro en las pruebas de 500 y 1.000 metros en patinaje de velocidad y el noruego Bjorn Daehile consigue otras dos medallas de esquí de fondo y una de plata en persecución. La pareja de patinadores rusos formada por el matrimonio de Marina Klimova y Sergei Ponomarenko ganó con autoridad en su especialidad.

España consigue la primera medalla femenina en unos Juegos Olímpicos de Invierno por Blanca Fernández Ochoa, tercera en la prueba de slalom.

En la 94ª Sesión del COI en Seúl en 1988, fue elegida la Villa de Lillehamer como sede de los Juegos de Invierno para 1994. Noruega repitió así, sede olímpica después de los Juegos de Oslo en 1952. Una consagrada tradición en los deportes de invierno y unas magnificas instalaciones hacían augurar excelentes resultados deportivos como así se había de confirmar ulteriormente. Un delicado respeto al entorno ecológico ha sido el acusado matiz definidor de Lillehamer'94, desarrollada dentro del año del Centenario Olímpico, declarado también por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Deporte y el Ideal Olímpico.

Fuente: DURÁNTEZ, Conrado: Las Olimpiadas Modernas, Madrid. 2004, pág. 31 y ss.
Conrado Durantez UABCONRADO DURÁNTEZ
Es Presidente de Honor del Comité Internacional Pierre de Coubertin, Presidente fundador del Comité Español Pierre de Coubertin, Presidente fundador de la Asociación Panibérica de Academias Olímpicas y también Presidente fundador de la Academia Olímpica Española y Miembro de la Comisión de Cultura del Comité Olímpico Internacional hasta 2015. Ha intervenido en la constitución de más de una veintena de Academias Olímpicas en Europa, América y África. Su vocación por el Olimpismo ha sido proyectada en constantes y numerosas intervenciones en congresos mundiales, conferencias y simposios diversos, así como en la publicación de numerosos artículos en periódicos y revistas especializadas nacionales y extranjeras dedicados al examen y estudio del fenómeno olímpico.
Fuente vídeo: http://www.youtube.com

CITAS:

1  DURAN Y THORNBERG, Pau: Homenaje a una obra olímpica R.O., 1992, págs., 432-435.

2 COUBERTIN, Pierre: Memorias Olímpicas, Madrid 1995, pág.  84.

KARINI, Fani:  El Pentatlón de las Musas , R.O., 1986, pág. 253.

3 THARRATS, Juan Gabriel: Los Juegos Olímpicos Modernos,  1972,  págs., 246, 267 y 500.

MEZO, Ferenc: “Las Bellas Artes y los Juegos Olímpicos” en Citius, Altius,Fortius, tomo I, Madrid, 1959, págs., 307, 308 y 309.

MAYER, Otto: A través de los aros olímpicos, Madrid, 1962, págs., 135, 178 y 190.

4 HANS Erni, Barcelona, 1992, Catálogo.

5 FERNANDEZ Antonio: Historia del Mundo Contemporáneo, Madrid, 1993, págs. 581-582.

6 “Hora española”: R.O., nº 299, pág. 407.

7 DURANTEZ, Conrado EL Olimpismo y la paz, La Coruña,  19 de mayo de 2003.

8 “Importante paso adelante en la lucha contra el dopaje”, R.O., 1993, pág, 298.

9 “El acuerdo de París”, R.O., 1994, pág, 283.

10 “La Revista cumple cien años”, R.O., 1994, págs. 311-312.

11 “El Congreso del Centenario”, R.O., 1994.

12 ECHARD  Denis: “La  A.O.I  inaugura  su centro  de  Congresos  en  Olimpia”, R.O., 1994, págs., 361-363.

13 “Primera Conferencia Mundial sobre el Deporte y Medio Ambiente”, R.O., agosto, 1995, pág., 31.

14  La Vanguardia, 8 de noviembre de 1995.

15  COUBERTÍN,   Pierre: Revue  de  Geneve,  1924, en  Ideario  Olímpico, págs. 155 y ss.

Visto 3106 veces Modificado por última vez en Viernes, 24 Julio 2015 22:21
Inicia sesión para enviar comentarios

Acceso Asociados

Más leídos

Agenda

loader

Ahora en línea

Hay 174 invitados y ningún miembro en línea

Próximamente...

No se han encontrado eventos

Boletín del CEO del COI

Revistas Científicas

Próximos Congresos

Twitter

Facebook

Canal Olímpico

Scroll to top

Las cookies son pequeños archivos de texto que su ordenador descarga cada vez que visita un sitio web. Cuando regresa a ese sitio web, o visita sitios web que utilizan las mismas cookies, estas reconocen su ordenador o dispositivo móvil y facilitan y aceleran la navegación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultado nuestra Política de Cookies’.