Día del Olimpismo Gallego 2017

Domingo, 19 Julio 2015 19:01

Balears, potencia olímpica

Escrito por Fernado Fernández
Valora este artículo
(0 votos)

Balears, potencia olímpica

Yagüe y FernandoFernando Fernández, redactor de Deportes del diario Última Hora, de Mallorca nos describe en este artículo su relación con el mundo del deporte y, más concretamente, con el Movimiento Olímpico. Un repaso por el olimpismo Balear centrándose en las tres últimas ediciones de los Juegos de la Olimpiada en las que él ha sido enviado especial.

FacebookTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksNewsvineLinkedinPinterest

Mi relación con el Movimiento Olimpico viene por ser el encargado, junto a otro compañero, de llevar un poco la amplia sección polideportiva de esta Isla. Además, he tenido el honor de cubrir los 3 últimos JJOO (Atenas, Pekín y Londres), y de ahí mi pasión multiplicada por este evento.

Que Balears es tierra de campeones es algo que, números en mano, está fuera de toda duda. En deporte olímpicos y los no incluidos en el programa de los Juegos. Ilustres del pasado, el presente y el futuro dan forma a un palmarés que sitúa al archipiélago como una de las regiones del planeta con mayor número de campeones mundiales por habitante y extensión. Desde Cristóbal Tauler (primero campeón mundial isleño y olímpico en Londres 1948), pasando por Timoner, o más recientemente los Llaneras, Ballester, Calafat, Rudy Fernández o, por encima de todos, Rafael Nadal, han bañado en gloria al deporte balear, que ha ampliado sus expectativas en el gran evento del deporte mundial apoyándose en el precedente de Barcelona 92.

Antes de aquel momento, la presencia de isleños en los Juegos había sido testimonial. Los precedentes de los menorquines Antoni Vela (remo, París 1900) y Diodoro Pons (atletismo, Amberes 1920) abrieron una senda que en 1948 permitió una participación de récord (Oliver, Riera, Moreira y Tauler), antesala de un largo período en el que Los Ángeles 84 empezó a mostrar la progresión ascendente que hoy en día permite a las Islas ser una de las regiones con más olímpicos por habitante en sus últimas presencias (en Pekín 2008, la que tuvo mejor promedio).

El diploma de Rafael Escalas o las cinco participaciones (récord todavía existente) del tirador Joan Seguí fueron los pilares de la revolución del 92. De los cinco de 1984 se pasó a once, y con ellos llegaron las primeras medallas. Los oros de Paco Soler, Gabriel Vidal (fútbol) y Jordi Calafat (vela) y la plata en frontenis (deporte de exhibición) abrieron el medallero de la participación balear, acostumbrada a ofrecer al equipo olímpico español a representantes en todo tipo de modalidades.

Atletismo, remo, vela, natación sincronizada, tiro, boxeo, pentatlón, ciclismo o baloncesto habían sido los sustentos. En los Juegos de la XXVª Olimpiada, la tendencia hacia especialidades más mediáticas fue creciendo, con la llegada del fútbol o el asentamiento de la vela como, por el momento, gran exponente. Una inercia que, desde Sydney 2000, se ha perdido.

La cosecha de metales se extendió a Atlanta 96, cuando Pepote Ballester (junto a Fernando León) logró otro oro en vela (Tornado), en la cita que supuso la puesta de largo del mejor olímpico de la historia de las Islas -y uno de los exponentes en España-: Joan Llaneras.

La irrupción del pistard de Porreres permitió recompensar a base de medallas la tradición de éxitos del deporte del velódromo en Mallorca. La lluvia de éxitos se inició en Sydney 2000, cuando Llaneras lograba el único oro que le faltaba: el olímpico. De paso, de nuevo el ciclismo, ya convertido en gran surtidor olímpico de Balears, daba la segunda y única medalla de la mano de la primera mujer que lograba subir al podio olímpico en un deporte del programa oficial. Marga Fullana, bronce en bicicleta de montaña, rompía una nueva barrera que tardó en ser secundada.

El relevo generacional estaba en marcha, y los pioneros del 92 daban paso a un nuevo grupo que, más adelante, iba a engordar la nómina. Los Rudy Fernández, Rafael Nadal, Brigit Yagüe o Elena Gómez entraban en escena en Atenas 2004, la cita que marca hasta el momento el tope de representación balear en unos Juegos, con quince deportistas. Eso sí, el porcentaje de medallas resultó mínimo, con una plata de Llaneras en puntuación (ciclismo en pista) que mantenía a Balears en el medallero olímpico, u nuevo paso hacia la leyenda, acumulándose así cuatro citas consecutivas con metal isleño.

La confirmación de esa transición se cerró en Pekín 2008. Cinco medallas y catorce representantes fue el balance de un evento que vio explotar el fenómeno Nadal (oro en tenis), despidió a lo grande a Joan Llaneras (oro en puntuación y plata en americana, junto al también mallorquín Toni Tauler) y confirmó las expectativas de la selección masculina de baloncesto, en la que Rudy Fernández añadió una plata a la colección.

La inercia heredada desde Barcelona se mantenía en la despedida de un grande del olimpismo como Joan Llaneras, abanderado en la clausura de la cita en la capital china, puerta de entrada de otro rápido relevo generacional que cuadriplicó la presencia balear en el medallero en Londres 2012. Ausente el lesionado (y abanderado) Rafael Nadal, que no pudo defender su oro de Pekín, Rudy Fernández asumió el mando con una nueva plata en baloncesto, a la que se unió la lograda por Sergio Llull (baloncesto), el primer medallista olímpico menorquín, que dio continuidad al primer diploma conseguido por un deportista de aquella Isla, Albert Torres (sexto en persecución por equipos). Una plata con sabor a oro cayó de la mano de la taekwondista Brigit Yagüe (-49 kilos), a la que se unió el bronce de Marga Crespí en natación sincronizada.

Los de 2012 fueron los Juegos de la consolidación de los David Muntaner, Núria Llagostera o Melanie Costa, pero también la carta de presentación de los deportistas que están llamados a hacer historia en Río 2016 o los Juegos de 2020. Sete Benavides (piragüismo, cuarto en C1 200), Mario Mola, Albert Torres, Fabián González o David Bustos dejaron su huella y dejaron abierta la puerta, además de demostrar que el deporte olímpico balear está vivo y quiere seguir haciendo historia.

Fernando FernandezAutor: Fernando Fernández para el C.E.O.
Redactor de Deportes del diario Última Hora. Mallorca.
Redactor en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Pequín 2008 y Londres 2012.
Contacto con el autor en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Visto 546 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Julio 2015 17:37
Inicia sesión para enviar comentarios

Acceso Asociados

Más leídos

Agenda

loader

Ahora en línea

Hay 100 invitados y ningún miembro en línea

Próximamente...

No se han encontrado eventos

Boletín del CEO del COI

Revistas Científicas

Próximos Congresos

Twitter

Facebook

Canal Olímpico

Scroll to top

Las cookies son pequeños archivos de texto que su ordenador descarga cada vez que visita un sitio web. Cuando regresa a ese sitio web, o visita sitios web que utilizan las mismas cookies, estas reconocen su ordenador o dispositivo móvil y facilitan y aceleran la navegación

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultado nuestra Política de Cookies’.